Diecisiete razones para no cortarse las venas

Por Michael Moore

 

Queridos amigos,

Okey, apesta. Realmente apesta. Pero antes de amargarse acuérdense de las palabras de Monty Python: “¡Miren siempre el lado brillante de la vida!”.

Hay algunas buenas noticias sobre las elecciones. Aquí hay 17 razones para que no se corten las venas:

 

1 Es contra la ley que George W. Bush se postule nuevamente para presidente.

 

2 La victoria de Bush fue la victoria por el menor margen para un presidente en ejercicio desde Woodrow Wilson en 1916.

 

3 El único grupo por edad en el que la mayoría votó por Kerry fue el de los adultos jóvenes (Kerry 54 por ciento, Bush 44 por ciento), demostrando nuevamente que los padres de ustedes siempre están equivocados y no deberían escucharlos nunca.

 

4 A pesar de la victoria de Bush, la mayoría de los estadounidenses todavía piensa que el país va en la dirección equivocada (56 por ciento), creen que la guerra no valió la pena (51 por ciento) y no aprueba la tarea que George W. Bush está haciendo (52 por ciento). (Nota para los extranjeros: No traten de dilucidar esto. Es una cosa estadounidense.)

 

5 Los republicanos no tendrán una mayoría de 60 bancas a prueba de tácticas obstruccionistas en el Senado. Si los demócratas hacen su trabajo, Bush no podrá llenar a la Suprema Corte con ideólogos de derecha. ¿Dije “si los demócratas hacen su trabajo?” Humm, mejor tachen eso.

 

6 ¡Michigan votó por Kerry! También lo hizo todo el nordeste, el lugar de nacimiento de nuestra democracia. También lo hicieron 6 de los 8 estados de los Grandes Lagos. ¡Y toda la costa oeste! ¡Además de Hawaii! Okey, eso es un principio. Tenemos la mayoría del agua fresca, todo Broadway, y el Monte St. Helens. Podemos deshidratarlos o enterrarlos en lava.

 

7 Una vez más se nos recuerdan que el ojo torcido (nativo de Ohio) es una nuez, no cualquier nuez vieja, una nuez venenosa. Una gran nación fue derribada por una nuez venenosa. Que el estado de Ohio pague caro este sábado cuando se enfrente a Michigan.

 

8 El 88 por ciento del apoyo de Bush provino de los votos blancos. En 50 años, Estados Unidos no tendrá más una mayoría blanca. ¡Hey, 50 años no es tanto tiempo! Si ustedes tienen 10 años cuando leen esto, sus años dorados serán realmente dorados y estarán bien cuidados en su vejez.

 

9 Los gays, gracias a los referéndum celebrados el martes, no se pueden casar todavía en 11 nuevos estados. Gracias a Dios. Sólo piensen en todos los regalos de casamiento que no tienen que comprar ahora.

 

10 Cinco afroestadounidenses más fueron electos como miembros del Congreso, incluyendo el regreso de Cynthia McKinney de Georgia. Es siempre bueno tener más negros ahí trabajando para nosotros y haciendo el trabajo que nuestros candidatos no pueden.

 

11 El CEO (presidente ejecutivo) de Coors fue derrotado para el Senado en Colorado. ¡Brindemos!

 

12 Admitámoslo: Nos gustan las mellizas Bush y no queremos que se vayan.

 

13 A nivel legislativo estadual, los demócratas atraparon en su red al menos tres legislaturas en las elecciones del martes. De las 98 legislaturas estatales controladas por los partidos (diputados/asamblea y Senado), los demócratas fueron a las elecciones de 2004 en control de 44 legislaturas, los republicanos controlaban 53 y 1 legislatura estaba empatada. Después del martes, los demócratas ahora controlan 47 legislaturas, los republicanos controlan 49, 1 legislatura está empatada y 1 (Montana) todavía no está decidida.

 

14 Bush ahora es un presidente que no puede ser reelecto. No tendrá otro momento más grande que el que está teniendo esta semana. De aquí en más todo es barranca abajo para él, y, lo que es más, no va a querer hacer todo el trabajo duro que se espera de él. Va a ser como el último mes de todo el mundo en 7º grado, uno ya lo cursó, de manera que es tiempo de divertirse. Quizás él pase los próximos cuatro años como un viernes permanente, pasando aún más tiempo en el rancho o en Kennebunkport. ¿Y por qué no habría de hacerlo? Ya logró lo que quería, vengó a su padre y nos dio una patada en el culo.

 

15 Si Bush decidiera presentarse a trabajar y llevar a este país por un camino muy oscuro, también es probable que suceda alguno de estos dos escenarios: a) ahora que ni siquiera necesita complacer a los conservadores cristianos nuevamente para ser elegido, alguien puede susurrarle al oído que debería usar estos últimos cuatro últimos años construyendo “un legado” para que la historia le brinde un veredicto más benévolo y por lo tanto no impulsará una agenda de derecha demasiado agresiva; o, b) se hará tan presumido y arrogante, y por lo tanto irresponsable, que cometerá un disparate de tal proporción que hasta su propio partido tendrá que expulsarlo del poder.

 

16 Hay casi 300 millones de estadounidenses, 200 millones de ellos en edad de votar. ¡Sólo perdimos por tres millones y medio de ellos! Significa que estamos casi ahí. Imagínense perdiendo por 20 millones. Si le faltaran 58 metros para llegar a su destino final y ya recorrió 55 de esos metros, ¿se detendría en la línea de los tres metros, levantaría la pelota y se iría a su casa llorando, especialmente cuanto puede empezar la nueva cuenta en la línea de tres metros? ¡Por supuesto que no! ¡Arriba ese ánimo! ¡Tenga esperanzas! ¡¡¡Hay más analogías deportivas en camino!!!

 

17 Finalmente, y más importante, más de 55 millones de estadounidenses votaron por el candidato llamado “El progresista Nº 1 en el Senado”. Eso es más que el total de los votantes que votaron o bien por Reagan, Bush I, Clinton o Gore. Nuevamente, más gente votó por Kerry que por Reagan. Si los medios están buscando una tendencia, debería ser ésta: que tantos estadounidenses estaban, por primera vez desde Kennedy, deseando votar por un progresista total. El país siempre ha estado lleno de evangelistas, eso no es ninguna novedad. Lo que sí es noticia es que tanta gente haya girado hacia un progresista de Massachusetts. En realidad ésa es la gran noticia. Lo que significa que no esperen que los grandes medios, aquellos que les trajeron la guerra de Irak, digan la auténtica verdad sobre el 2 de noviembre de 2004. En realidad, es mejor que no lo hagan. Necesitaremos el elemento sorpresa en 2008.

¿Se sienten mejor? Espero que sí. Como me escribió mi amigo Mort ayer. “Mi abuelo rumano solía decirme: ‘Recuerda Morton, éste es un país tan maravilloso, ni siquiera necesita un presidente!’.”

Pero nos necesita a nosotros. Descansen, les escribiré otra vez mañana.

Afectuosamente,

Michael Moore.

 

MMFlint@aol.com

www.michaelmoore.com

 

Traducción: Celita Doyhambéhère.