E01

 

 

 

 

EL IMPUESTO TOBIN

    (Tobin Taxe)

                                       Sintesis preparada por el Comité Attac- Mosela (Fr)                                                                          Traducción Susana Merino        

 

En el mismo momento en  que el sistema monetario internacional surgido de los acuerdos de Bretton Woods* naufraga, James Tobin, un profesor norteamericano de la Universidad de Yale, imagina un instrumento de lucha contra la especulación financiera, llamado desde entonces Tasa o Impuesto Tobin (Tobin Taxe). En el transcurso de un coloquio realizado en 1972, este universitario (keynesiano*, premio Nobel de Economía 1981) presenta por primera vez su idea de aplicar un impuesto a todas las transacciones de cambios*, de poner "un grano de arena" en dichos mecanismos y de desalentar " las especulaciones que van y vienen en pocas semanas"

 

1.     La situación actual

 

En un informe reciente la OCDE* señala con cinismo:" Dada la creciente movilidad internacional de las inversiones financieras, podría ser necesario disminuir los impuestos a los réditos del capital. De este modo la mayor parte de la carga impositiva recaería sobre el trabajo que es lo menos móvil" (1)

 

1.1  Una serie de decisiones desde la década del 70

 

La liberalización y la desregulación  son la  elección de los gobiernos de los países más ricos que le ha sido progresivamente impuesta a todo el  planeta, especialmente por presión del FMI*.

 

·         El abandono (por decisión unilateral de los EEUU) del sistema de cambio fijo (1971) y la adopción de un sistema de cambios flotantes (1973).

·         El fin de los controles de los movimientos de capital: Reino Unido (1979) luego EEUU y más tarde Europa continental.

·         La liberalización y desrregulación de los mercados accionario y de obligaciones (década del 80, en varias etapas y a ritmo diferente de los países de la OCDE*).

La ampliación de estas modalidades a los países " en transición" y a los NPI* (década del 90).

 

1.2  Hegemonía de las finanzas y movilidad de los capitales

 

Más de 1.500.000 millones de dólares van y vienen cotidianamente, especulando sobre las variaciones de los valores de las divisas. Esta inestabilidad de los cambios es una de las causas del alza de los intereses reales*, que frena el consumo de las familias y la inversión empresaria. Ahonda los déficit públicos e impulsa a los fondos de pensiones y jubilaciones,  que manejan miles de millones de dólares, a reclamar a las empresas dividendos cada vez más elevados.. Las primeras víctimas de este " acoso" son los trabajadores, entre los que los despidos masivos eleva la cotización bursátil de sus ex empleadores(4).

 

Para tener una idea de la magnitud de estos movimientos, es preciso tener en cuenta que el PBI* francés asciende a los 8.000.000 millones de francos por año o sea cerca de 1.400.000 millones de dólares, que el monto total del comercio de bienes y servicios se correspondió en 1995 a tres días y medio de transacciones en el mercado de cambios(1); que las exportaciones mundiales, incluidos todos los productos, llegan a los 5.000.000 de dólares por año(9); que las reservas de cambios* del G7* ( los siete países más industrializados)no son más que 500.000 millones de dólares(10), que las reservas de cambio* corrientes de todos los bancos centrales del planeta no ascienden  más que a 1.200.000 millones de dólares (5). Esta última cifra muestra que los "especuladores institucionales" detentan un poder superior  a los organismos emisores* y no pueden,  ni individual ni colectivamente, luchar contra la especulación. El Sr. Alan Grispan ( presidente del banco central norteamericano, el FED) ha reconocido que " la eficacia de los mercados financieros es tal que puede transmitir los errores mucho más rápidamente de lo que nadie podría suponer hace solo una generación" La rapidez y el volumen de los intercambios  posibles se ha decuplicado desde 1987, los riesgos de inestabilidad financiera han aumentado muchísimo sobre todo en un mundo en el que las economías nacionales se hallan cada vez más intervinculadas por una red de transacciones comerciales y financieras(5).

 

" Solo una ínfima fraccción de las operaciones, estimada en un 3% por los observadores más severos y en un 8% por los más indulgentes, tiene por objeto saldar operaciones comerciales internacionales o servir de vehículo para la transferencia de capitales destinados a inversiones productivas [...] el 80% de las transacciones corresponden a operaciones de ida y vuelta que no tardan más de una semana hábil [...]pero muchas operaciones de compra y venta se realizan en lapsos aún más cortos.*(1)

 

Durante los diez últimos años se ha producido, una masiva concentración del poder financiero. Ha surgido el "especulador institucional", poderoso actor, capaz de vencer a los intereses más tradicionales, por ejemplo los vinculados a la actividad productiva. Gracias a una gran variedad instrumental, los especuladores institucionales* pueden además apropiarse de una parte de la riqueza generada por los productores de bienes y servicios. Y, actualmente son ellos quienes deciden la suerte de las empresas que cotizan en Wall Street. Sin ninguna vinculación con la economía real, pueden hasta precipitar la quiebra de las grandes empresas industriales.(5)

 

1.3  Disparidades e inestabilidad creciente

 

Desde que el presidente norteamericano Richard Nixon, decidió en 1971, finalizar con la convertibilidad del dólar en oro y luego de la liberalización generalizada de los movimientos de capitales - en los EEUU en 1974

y en el conjunto de la Comunidad Europea a partir de 1990 - el mundo vive en una inestabilidad monetaria total. Se ha desarrollado una economía financiera, puramente especulativa, cada vez más disociada- cuando no transformada en enemiga - de la economía real y de una verdadera cultura industrial. El objetivo de la rentabilidad a corto plazo provoca aquí crisis de sobreproducción (industria automotriz, electrónica, informática y del acero) y allá penurias (vivienda, educación, alimentación) y en muchos otros sectores caídas de la productividad (cereales básicos, sistemas informáticos).(6)

 

La reestructuración mundial de los organismos y de los mercados financieros ha acelerado la acumulación de enormes riquezas privadas, producto a menudo de transacciones especulativas. El club de los " mil millonarios del planeta" cuenta actualmente con 450 miembros y disponen de una fortuna superior al Producto Nacional Bruto de los países pobres donde vive el 56% de la población mundial. Al mismo tiempo, las ganancias de los productores de bienes y servicios - es decir el nivel de vida de los asalariados - decrece continuamente, los programas sociales de salud y educación se reducen, la desigualdad crece. Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) la desocupación estaría alcanzando en el mundo a  mil millones de personas., es decir el equivalente a un tercio de la población activa. Ya que, euforia globalizante aparte,, es más bien el estancamiento lo que mejor define, después del crack de 1987, la situación de todas las regiones del planeta.. Se ha producido una contracción del poder de compra mundial. A excepción del floreciente mercado de productos de lujo, destinado al segmento socio-económico más favorecido, la salida de bienes de consumo comunes es cada vez menor. El ascenso de los valores bursátiles no tiene por lo tanto relación con la economía por cuanto aparecen y desaparecen sin aviso previo.

 

 

2.     Objetivos y efectos

 

 

2.1  Objetivos de la Tasa Tobin y acciones a favor de la tasación financiera

 

Para Tobin y los economistas que adhieren a su propuesta, el efecto principal y la ventaja de aplicar este filtro sería devolverle a las políticas monetarias* nacionales un poco de la autonomía perdida frente a los mercados financieros. Este impuesto o tasa permitiría, dentro de ciertos límites, sustraer la fijación de las tasas de interés  nacionales a la necesidad de defender la paridad de la moneda*. El segundo efecto de la Tasa Tobin sería crear un especie de impuesto al capital que tendría la ventaja, sobre otros, de ser uniforme a escala mundial(1).

 

Combatir a favor de la aplicación de este impuesto sobre las transacciones en los mercados de cambio, es afirmar la necesidad de desmantelar el poder de las finanzas y restablecer una reglamentación pública internacional. Aplicar un impuesto a las operaciones de cambio* para penalizar la especulación, controlar los movimientos de capitales a corto plazo sería enviar una fuerte advertencia política a los principales actores económicos, sería afirmar que el interés general está por encima de los privados y las necesidades de desarrollo por sobre la especulación internacional(1)

 

2.2  Los efectos esperados y las limitaciones

 

La aplicación de un impuesto a las operaciones de cambio* podría desempeñar un doble papel. Por una parte frenaría la movilidad de los capitales y reduciría la inestabilidad monetaria internacional. Por otra parte constituiría un mecanismo financiero que serviría para sanear la situación financiera internacional. Con un volumen de operaciones de 1.600.000 millones de dólares por día hábil o sea cerca de 380,9 trillones de dólares por año sobre el mercado de cambios, un impuesto del 0,1% significaría un volumen de 230.000  millones de dólares por año. Estos recursos podrían ser afectados a un fondo de desarrollo  destinado a los países del Sur y del Este.

 

Las limitaciones del impuesto y su carácter de primero derivan del hecho de que el tema monetario y sus efectos en el corto plazo ( es decir la liquidez) no son sino de las tres más importantes formas de activos que constituyen el portafolios de los grandes inversores financieros: la moneda, y los efectos monetarios, las obligaciones* (en particular sobre el tesoro es decir la deuda pública) y las acciones (1).

 

 

3.     La Tasa Tobin, un medio de acción entre otros

 

3.1 El principio de la Tasa Tobin

 

La idea es imponer una tasa a las operaciones de cambio,* de modo a frenar el paso de una moneda a otra y para retomar la expresión de Tobin " echar un poco de arena en los rodajes demasiado bien aceitados" de los mercados monetarios y financieros internacionales. Este impuesto debe ser pequeño, de modo de penalizar solamente las transacciones especulativas de ida y vuelta en el corto plazo entre las monedas (y no a las inversiones).

 

Supongamos, por ejemplo, que se deduzca un 0,1% en todas las operaciones de cambio* y que el horizonte del especulador sea mensual. Como cada transacción destinada a obtener ganancias implica un ida y vuelta entre dos monedas (es decir dos operaciones de cambio*) se tendría que tener  una diferencia anticipada del 0,2% mensual (...) para que el arbitraje sea ventajoso (2) De otro modo la ganancia especulativa  sería absorbida por el impuesto. Este mismo razonamiento es aplicable si el lapso se reduce a un día (lo que sucede a menudo). De este modo, con un impuesto del 0,1% la mayor parte de los arbitrajes especulativos de corto plazo serían desalentados (imposición a cada movimiento) mientras que las operaciones de largo plazo (un año o más) estarían menos desfavorecidas.

 

 

3.2 Los otros medios de acción (desarrollos posteriores)

 

Otra de las formas posibles de aplicar un impuesto al capital, sería el hacerlo sobre las inversiones directas en el extranjero (IDE): inversiones en bienes inmobiliarios, sus equipamientos y tecnologías. Su articulación con la Tasa Tobin es clara: si la riqueza es absorbida por las transacciones financieras y se descuidan las inversiones directa, las naciones se exponen al riesgo que definía Keynes en los años 30, cuando decía que nada bueno se puede esperar de una situación (...) en la que el desarrollo de un país es un subproducto de las actividades del casino". Tradicionalmente el sistema impositivo genera beneficio. Desde la finalización de la segunda guerra mundial  ha sido eficaz por decenios, ha provisto de sustanciales ingresos fiscales a los gobiernos pero hoy en día, la mundialización y la volatilidad de los capitales han hecho que obtenerlos sea extremadamente difícil.(3)

 

·         Un impuesto sobre los IDE debería contrarrestar la evasión fiscal generada por la movilidad de los capitales y la erosión de los derechos fundamentales de los trabajadores en los países que reciben esas inversiones. Y esto sin privar a los países pobres de los flujos de inversión, ni ordenar a las empresas en que lugares deben invertir, ya fuere en los países ricos o en los pobres. Este impuesto sería aplicado bajo  el control de la Oficina Internacional del Trabajo (OIT) teniendo en cuenta los derechos fundamentales de los trabajadores (derechos sindicales, trabajo infantil, etc.), pero no el monto de los salarios. Los criterios de evaluación con relación a estos derechos podrían variar en función de los niveles de desarrollo. El mensaje para las transnacionales sería claro: pueden invertir donde lo deseen pero el impuesto será mayor si su elección se dirige hacia los países que menos contemplan el bienestar social.

·         Otro  aspecto de una posible reestructuración de los impuestos al capital: detener la manipulación de los precios de transferencia (facturación interna de un  grupo con el objeto de reducir las ganancias en el lugar  en que deben pagar más impuestos e inversamente) calculando las ganancias de una manera diferente e identificando los lugares donde deben pagar impuestos. Este método se inspira en la tasa o impuesto unitario de los EEUU (unitary tax). Se apoyaría sobre categorías contables conocidas y difíciles de eludir ganancias mundialmente consolidadas montos mundiales de negocios consolidados  y monto de negocios en un determinado país. Para calcular la base imponible de determinada ganancia, se dividiría el monto de los negocios de una empresa a nivel nacional por el monto mundial de sus negocios. Para identificar las ganancias que deberán pagar impuesto en un país dado, se aplicaría este porcentaje a las ganancias mundiales consolidadas. Admitamos por ejemplo que la multinacional Nike alcanza a un millón de dólares de ganancia consolidada. Sus ganancias provienen en un 40% de sus ventas en EEUU. Se estima  entonces que ha recibido un beneficio de 400 millones de los EEUU y sobre esa base deberá pagar sus impuestos allí. La gran ventaja de este impuesto o tasa unitaria es que resuelve el problema de los precios de transferencia y que es fácil de calcular y de recaudar, las posibilidades de evasión fiscal son asi muy limitadas. Incluye tanto al Norte como al Sur, y reduce las presiones de sufren los países del tercer mundo para transformarse en paraísos fiscales.

 

4.      Los argumentos de los adversarios de la Tasa Tobin

 

Aunque la Tasa Tobin no puede ser considerada como una medida radical, no suscita sin embargo el entusiasmo de los gobiernos social-demócratas europeos, que debieran apoyarla.

 

4.1  El argumento teórico: el actual funcionamiento es deseable

 

El régimen de cambios flotantes se apoya en mecanismos de mercado en los que la decisión de los intervinientes derivan de ciertos " fundamentos" (tasas de inflación, déficit presupuestario, deuda pública, balanza comercial). Sin embargo, por una parte los criterios considerados esenciales corresponden a una óptica liberal, por otra los operadores actúan a menudo en función de otros criterios vinculados a las monedas en tanto activos financieros; es así que el dólar obtiene casi siempre  una cotización favorable que muchas veces el examen de los " fundamentos" de la economía no lo justifica(1). El diario Le Monde de fecha 12 de octubre de 1998 informa asimismo que Olivier Davane por Lionel Jospin opina en el mismo sentido: " El  acontecimiento que determina el actual funcionamiento de los mercados es la inversión de corto plazo. Es el resultado frecuente de comportamientos de majada (...) En suma, es necesario admitir que la capacidad de los mercados para analizar los fundamentos económicos es bastante limitado"

 

De modo más general  el mercado se auto regularía y optimizaría la ubicación de los recursos materiales, inmateriales y humanos del planeta: " el recurso adecuado procedente del lugar adecuado para la obtención de un buen producto, para un buen mercado y en un buen momento para el consumidor" Hoy en día ningún economista serio puede atribuir estas condiciones al mercado.(7)

 

4.2  El argumento técnico: es inviable

 

El impuesto Tobin, puede  parecer utópico en el contexto actual. Sus detractores argumentan que sería evadido y no sería eficaz, salvo que fuera adoptado por el conjunto de la comunidad financiera internacional Estas objeciones deben ser relativizadas. Lo normal de todo impuesto es ser objeto de evasión fiscal. ¿Habría  por consiguiente, que.  eliminar los impuestos? En efecto, la aplicación de esta medida simbólica ( pero no solo) que no bastaría para poner en caja la inestabilidad monetaria internacional, es sobre todo una cuestión de voluntad política por parte de los Estados. Dado que las operaciones de cambio* se concentran en pocas plazas financieras un complemento de la Tasa Tobin podría ser el establecimiento de medidas de control de capitales, tales como las aplicadas en Chile y Colombia.(2)

 

En 1998, dos tercios del mercado se concentraban en Londres (32%), Nueva York(18%), Tokio (8%), Francfurt(5%) y Paris (4%) y ocho plazas, las anteriores y Singapur(7%), Hong-Komg (4%) y Zurich (4%) reuniendo el 83% del total de las operaciones. La interconexión mundial está asegurada en el plano técnico por un muy pequeño numero de empresas especializadas(...). En consecuencia, esta concentración haría posible la recaudación de la tasa lo que revela que la naturaleza de las objeciones es esencialmente política.

 

4.3  El producido del impuesto

 

El producido estaría relacionado con el porcentaje a instrumentar - que varía entre el 1% y el 0,1% según diferentes propuestas - y con la importancia de los movimientos de capital que este impuesto debe tender a reducir: entre 100.000 y 720.000 millones de dólares. A una tasa de 0,25%  se obtendrían 290.000 millones de dólares; a una tasa de 0,1% se generarían 166.000 millones  por año y aún a una tasa tan baja como el 0,05% se recaudarían 100.000 millones de dólares. Estos valores están, desde luego rodeados de incertidumbre, por cuanto el monto total de las operaciones de cambio* debería bajar. Queda por saber en qué proporciónes(8)

 

Tanto la recaudación como el uso de estos fondos, productos del impuesto, requiere un importante debate político al que se le debe proporcionar una respuesta. Si por el hecho de su subordinación a los Estado Unidos y por su liberalismo el Banco Mundial y el FMI debieran ser descartados, numerosas y muy concretas preguntas merecen la reflexión de todos y todas.

 

¿Quién recaudará la T.T.? ¿Un organismo internacional? ¿ Los Estados en que se producen las operaciones? ¿Quién controlará el cobro de la T.T.? ¿ Quién decidirá sobre la distribución de los ingresos?

 

Son "pequeñas" preguntas que sometemos a la reflexión de cada uno.

 

( Seminario Internacional ATTAC, 25/01/99)

 

Conclusiones

 

Los tres impuestos - tasa Tobin, impuesto  sobre los IDE  e impuesto unitario sobre las ganancias - constituyen un mosaico en el que pueden ampararse quienes aspiran a tener más justicia y más equidad. Las "elites" utilizan la modernización y la globalización para atacar a los sistemas de seguridad social, a los pobres de los países desarrollados y a los más pobres de los países en desarrollo. Es tiempo de demostrarles que quienes les resisten saben usar las mismas armas de la modernización y de la globalización (3)

 

Una acción decidida sobre el mercado de cambios abriría una brecha en el extendido fatalismo sobre el carácter pretendidamente "irreversible" del actual estado de cosas.

 

Bibliografía

 

(1) François Chesnais, "Tobin or notTobin : une taxe internationale sur le capital" - L'esprit Frappeur n° 42
(2) Dominique Plihon, "Les taux de change" (p. 108) - CollectionRepères, éd. la Découverte (Principe de la taxe, rôles, faisabilité)
(3) M. Wachtel, "Trois taxes globales pour maîtriser la spéculation" - Le Monde Diplomatique, 10/1998, p. 20
(4) Ignacio Ramonet, "Désarmer les marchés" - Le Monde Diplomatique, 12/1997, p. 1
(5) Michel Chossudovsky, "Une frénésie spéculative qui ébranle les économies réelles" - Le Monde Diplomatique, 12/1997, p. 13
(6) Riccardo Petrella, "Une machine infernale" - Débat public,5/1997
(7) Bernard Maris, "Lettre ouverte aux gouroux de l'économie qui nous prennent pour des imbéciles" - Albin Michel, 1999
(8) Ibrahim Warde, "Le projet de taxe Tobin, bête noire des spéculateurs, cible des censeurs" - Le Monde Diplomatique,2/1997, p. 24
(9) Le Monde, 12 mai 1999, Enquête de la BRI.
(10) CEPII, "L'économie mondiale 1999" - Coll. Repères, éd. la Découverte.
(11) Christian De Brie, "Taxer les revenus financiers" - Le Monde Diplomatique, 2/1996, p. 17 (Privilèges fiscaux)<O:P</O:P

 

Léxico (por orden alfabético)

 

·         Acción: derecho de propiedad, fracción del capital de una empresa

·         Banco Mundial: organismo transnacional encargado de realizar préstamos a largo plazo para financiar programas de desarrollo.

·         Cambio: paso de una moneda a otra. La tasa de cambio mide la cantidad de moneda inicial necesaria para obtener otra moneda. El régimen de cambio se maneja por medio de reglamentaciones internacionales. Los países que aceptan dichas reglamentaciones constituyen un sistema monetario internacional identificado por un régimen de cambio común. En un régimen con  patrón (oro, plata o toda otra mercancía que juegue el papel de patrón) es decir de cambios fijos, cada moneda se define por una cantidad de mercancía- patrón  y esta definición legal está respaldada por una definición concreta: el Banco Central está encargado de proveer a los poseedores de unidades monetarias que lo deseen la cantidad equivalente de mercadería-patrón correspondiente a la definición legal e inversamente. Las tasas de cambio reales no pueden apartarse permanentemente de la tasa teórica obtenida por comparación con las definiciones legales. En un régimen de cambios flotantes, no existe patrón, por lo tanto tampoco definición legal ni convertibilidad indirecta. Entre dos monedas su valor de cambio está determinado por procedimientos de mercado: algunos venden las monedas que poseen para obtener aquella que quieren poseer, otros las compran, por lo que pueden resultar precios variables de un momento a otro. En este tipo de sistemas la variabilidad del cambio genera incertidumbre e inestabilidad. Para enfrentar este problema los operadores tienden tendencia a "cubrirse" es decir a transferir a operadores particulares ( y a instrumentos particulares) el riesgo del cambio. Estos operadores no son otra cosa que los "especuladores" que tratan siempre de sacar ventaja de las fluctuaciones  de la cotización entre dos monedas.. Pero al hacer esto, sucede a menudo que influencian a su vez los niveles de evolución del cambio, aunque las operaciones de " cobertura" alcancen a reducir los riesgos para el operador particular ( que está cubierto)  los aumentan para los demás ( debido al incremento de las fluctuaciones engendradas por el mercado de operaciones especulativas. Si los operadores venden masivamente una moneda esta se deprecia hasta que su valor vuelve a ser atractivo. Un país puede intervenir para impedir la depreciación de su moneda: el Banco Central puede comprar moneda nacional para hacer aumentar su cotización o aumentar las tasas de interés con el objeto de atraer capitales extranjeros que al ser cambiados a la moneda nacional (por compra) producen el aumento de la cotización. El régimen establecido en 1945, era una particular modalidad del régimen de patrón en el cual el dólar tenía una ubicación clave.. Como en 1971 el Gobierno de los EEUU, no disponía de reservas como para mantener la convertibilidad el sistema naufragó por decisión unilateral de los EEUU y desapareció oficialmente  en 1973, reemplazado por un sistema de cambios flotantes.

·         FMI  (Fondo Monetario Internacional): creado en 1944, con la firma de los acuerdos de Bretton Woods*, el FMI tenia por objeto asegurar la supervisión del nuevo orden monetario internacional, construido sobre la base de los cambios fijos.* Con los acuerdos de Jamaica (1976) los objetivos del FMI se transformaron: ya no hay que supervisar las tasas de cambio*, ya que son flotantes. En compensación debe velar sobre la liquidez del sistema monetario internacional, es decir, concretamente sobre el pago de las deudas externas contratadas o garantizadas  por un Estado. Es por este motivo que se han implementado mecanismos de ajuste previendo préstamos especiales y condicionales destinados a los países en dificultades. El FMI se ha transformado, para los países endeudados del tercer mundo, en el símbolo de la ortodoxia (conforme a la corriente liberal dominante ya que la mayor parte de los acuerdos de ajuste a que se ha llegado imponen a los países involucrados, contrapartidas muy pesadas, especialmente costosas en términos sociales: reducción  del gasto público, privatización de empresas públicas, reducción o supresión de subvenciones a ciertos productos o a ciertas empresas, devaluación de la moneda nacional, liberalización de los intercambios internacionales).

·         G7: Grupo de los siete países más industrializados (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y el Reino Unido).

·         Institutos emisores: bancos centrales

·         Keynes y keynesianos: economistas partidarios de la intervención del estado a fin de amortiguar las carencias del mercado.

·         NPI: ( Nuevos países industrializados). Designa a los países del tercer mundo cuyo crecimiento económico se basa en un aparato industrial en desarrollo caracterizado  por el nivel de industrialización y por un sistema industrial volcado hacia el exterior. Los NPI  han iniciado su proceso de industrialización más o menos pronto y a ritmo más o menos rápido. Es un grupo con fuertes disparidades (Corea del Sur, Taiwan, Singapur, Tailandia y México)

·         Obligación: título de crédito.

·         OCDE: (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) organismo de concertacióm de políticas económicas y sociales de los países miembros, creado en 1959. Su orientación es netamente liberal. En intervalos regulares (anuales para los países más importante , bianuales para los otros) el Secretariado de la OCDE realiza una evaluación de la situación coyuntural de cada país y sugiere una cierta cantidad de propuestas destinadas a mejorar la situación. A los miembros iniciales (todos los países europeos capitalistas, los EEUU, Canadá, Japón, Australia y Nueva Zelanda) se han agregado recientemente México (1993), la República Checa y Hungría (1995) Corea del Sur(1996) es decir 29 países en total.

 

·         Paridad monetaria : tasa de cambio* determinada por la comparación entre cada moneda y la cantidad de mercancía-patrón con que están definidas. La paridad de una moneda con relación a otra define de alguna manera su tasa oficial de cambio. No existe por lo tanto sino en un sistema de patrón (ver cambio) En un sistema de cambios flotantes no existe paridad.

·         País en transición término usado desde los comienzos de la década del 90 para designar un país del "Este" (europeo) y los que surgieron de la antigua URSS y que renunciaron a construir una economía socialista, están embarcados en la construcción de una economía de mercado de tipo liberal con sus correspondientes instituciones (propiedad privada, bancos...) características del capitalismo.

·         PBI Producto bruto interno: riqueza creada en el territorio de un país.

·         Política monetaria: modalidad de intervención publica en la economía tendiente a regularizar la actividad económica y a eliminar los desequilibrios aumentando o reduciendo las cantidades de moneda que disponen los agentes económicos. Hoy en día privilegia generalmente la intervención sobre las tasas de interés, lo que indirectamente provoca restricciones (altas tasas de interés) o aumento (bajas tasas de interés) del recurso monetario. La autonomía de una política monetaria se mide por la independencia de sus decisiones con relación a los mercados financieros y a las políticas monetarias de otros países.

·         SME: Sistema monetario europeo, surgido en 1978 de la renegociación del Acuerdo monetario europeo construido alrededor del ECU, calculado independientemente del dólar, es decir una zona de cambios fijos insertada en un régimen de cambios flotantes

·         Sistema de Bretton Woods: Sistema monetario internacional (SMI) surgido de los acuerdos de julio de 1944, organizado sobre la base de una institución supranacional de crédito (FMI)  era un sistema de cambios fijos que tenía al dólar como moneda de referencia. Este sistema desapareció con el fin de la convertibilidad del dólar en oro en 1973. Para superar esta ausencia los europeos crearon en 1978 el SME en el marco de la comunidad europea.

·         Tasa de interés real: tasa de interés efectivamente soportada luego de la deducción de la suba de los precios. Cuando es elevada el crédito cuesta muy caro para las familias, las empresas y los Estados que dudan sobre endeudarse para consumir, invertir o financiar el gasto público.