Al  TLC si,…..al  TLC no……………..

 

Esta parece ser la madre de todas las polémicas, ahora que tanto se habla de madres.-

 

Y los argumentos concienzudos dan lugar a ríos de tinta, y a horas de radio y televisión.-

 

Los unos y los otros parecen estar en una discusión de sordos donde cada uno expone sus argumentos y es prácticamente nulo el intercambio.-

 

Y que nos pasa a nosotros que no estamos de acuerdo con los argumentos de los unos y de los otros, y que además hemos dado una batalla para que se entienda la gravedad de la llamada reforma impositiva que legitima el IVA como instrumento de expoliación de los más pobres en beneficio de los más ricos, y el resultado ha sido solo una mención fragmentaria en el libro de la Red de los economistas de izquierda, y alguna que otra adhesión personal que mucho valoramos.

 

Pero tiene algo que ver el TLC con la reforma impositiva; bueno intentaremos explicarlo.-

 

El funcionamiento del tren neoliberal tiene sus reglas, que es suicida para cualquier equipo económico no conocerlas.  1) existe un desarrollo empresarial multinacional cuyo eje es el sistema financiero que tiene una escala muy superior a la de cualquier estado nacional.

2) la economía mundial es multipolar, y la competencia feroz.

3) la economía de EE.UU. juega como eje y como desagüe a las presiones, fundamentalmente en la instrumentación de la política de guerra. Cada vez más suicida para la humanidad

4) ningún país, incluida Cuba pueden jugar al desenganche. Esto es bastante difícil de entender en la “izquierda”, a pesar de que tienen que asimilar la política de apertura de Fidel.-

5) Todo se refleja en última instancia en la moneda y en la política impositiva.-

 

Esto es lo que nuestro equipo económico ha asimilado, y a diferencia de los anteriores equipos económicos, este, el “nuestro”, es honesto, es confiable y es muy aplicado a las disciplinas fiscales y sueña con que además de las distinciones que ha recibido el Cr. Astori, su aplicación sea premiada con inversiones que le permitan al país un desahogo.- Claro que lo de los gobiernos anteriores era tan impresentable que ahora con algo ordenado mucha gente sueña con una economía en desarrollo.-

En este encuadre el acuerdo con EE.UU.  tiene una total coherencia y es una carta de garantía para los inversores.-

 

Junto a esto vive un país fracturado socialmente, y en cuyas consecuencias nos vamos internando día a día.- La legitimación del IVA por parte de todo el gobierno progresista agrava la fractura.

 

Que nos dicen desde el otro bando.- Que lo más importante sigue siendo como en el 60 cuando nació la guerrilla tupamara, la lucha contra el imperialismo y las oligarquías nativas.- Y si para esto hay que desengancharse, pues bien, desenganchemos nuestro vagón.- Pero: ¿hay otro tren cuya locomotora esté en marcha?-   Intelectuales como Atilio Borón nos hablan de una especie de socialismo por zonas, especie a su vez muy simpática para la “izquierda” de los países desarrollados en particular los europeos.-

Es más, hay una omisión permanente en el análisis del desarrollo empresarial, a sus consecuencias en todos los ordenes de la vida.- La visión estatista tiene su culminación en el llamado análisis del imperialismo, que se corresponde perfectamente para poder desarrollar la tesis de los estados o de las regiones “socialistas”. - Análisis como los de Fidel Castro en Monterrey se asimilan como desarrollos hechos a la medida de las reuniones diplomáticas internacionales y no como una línea de pensamiento a seguir.-

 

La culpa de la caída del mal llamado campo socialista, en última instancia es producto –para este análisis- de los stalinistas sin Stalin. Y el análisis de Grompone sobre las causas económicas de la caída, una extravagancia de este intelectual.-

 

¿Pero hay un camino alternativo a estos dos? El primero de los cuales nos lleva atado a las consecuencias de la próxima crisis de todo el sistema. El segundo a un desenganche sin perspectivas.-

 

¿Y como juega el MERCOSUR?. Se puede hablar de economías integradas, cuando no se integra la moneda y el sistema impositivo y cuando el sistema empresarial multinacional ya hace mucho tiempo que está organizado por zonas. No se preguntaron nunca como está organizada la Coca Cola.-

 

Como diría mi amigo Eduardo: “hay que hacer política, hay que defender a la gente”.-

 

Yo no estoy de acuerdo con el desenganche, y no tengo razones para oponerme a acuerdos comerciales, pero si no tenemos planteos políticos estamos condenados en una u otra opción al fracaso.-

 

¿Y cuales son los planteos a realizar? El Uruguay debe sumarse al planteo de un nuevo orden económico mundial, que tiene dos ejes, la lucha por un signo monetario universal y un sistema impositivo basado en el giro del dinero.- A partir de ahí todas las reformas son posibles.-

 

Hay todo un capítulo para el quehacer sindical.- Aebu en sus últimas resoluciones sobre la reforma impositiva y la crisis de la seguridad social ha retomado una iniciativa que debe ser de todo el movimiento sindical. Debe ser la carta de presentación de nuestra central ante los trabajos que se viene realizando de unificación de las centrales en el ámbito mundial.-

 

La descomunal fractura social a la que somete el capitalismo a toda la humanidad no admite demoras. Y la política debe ser ir al centro del problema, que es la economía mundial.-

 “Trabajadores de todos los países uníos”

 

Jorge Aniceto Molinari                           3 de setiembre de 2006