NOVIEMBRE DE 1983, el río humano...........

 

Hace 20 años, la conjunción del esfuerzo de los sectores democráticos de la sociedad rescataba la democracia, de manos de la dictadura cívico-militar.-

Renacía la esperanza de que en la conjunción de ideas era posible hacer un país mejor.- De la mano de la Conapro surgían ideas, iniciativas, programas.- Claro hoy muy pocos recordarán que uno de los sectores excluidos de estos acontecimientos fue la Asociación de Bancos.-

Ha habido muchos balances, innumerables documentos en libros, revistas, en distintas publicaciones.-

A nosotros siempre nos quedó la idea de que la dictadura en Uruguay, como en el resto de América Latina fue un proyecto que nació de los más selecto servicios de inteligencia de las potencias mundiales,  gobernadas por el capital financiero internacional.- Y usaron distintos métodos, para provocar el aborto de los movimientos populares, que inexorablemente se estaban produciendo por la crisis misma del sistema.-

Estimularon la confrontación social y eludieron la confrontación ideológica para la cual no tenían una respuesta de progreso humano.-

Vueltos a la democracia, no sin pagar un enorme costo social, de nuevo confluyen hoy como en noviembre de 1983, una enorme riada de pueblo, que busca caminos para superar la crisis del sistema, que se manifiesta ahora en un estadio superior.-

Nosotros machaconamente para explicar la crisis del sistema que afecta brutalmente a todo lo que es seguridad social, enseñanza, salud, vivienda, nos remontamos a las consecuencias de la primera gran revolución industrial -fines del siglo 19 principios del 20 - en donde la competencia empresarial feroz dejaba el tendal de víctimas .- Pero el mundo encontró a esa altura del desarrollo humano respuestas nacionales,  que dieron nacimiento a los seguros, lo que luego se llamó seguridad social.- Claro se nos podría decir que esa salida estaba obligada porque el enfrentamiento violento ya daba indicios de un cuestionamiento de todo el sistema de propiedad privada empresarial, y la respuesta de los seguros daba de alguna manera una base para un desarrollo estatal  con equilibrios sociales.-

Pero el mundo siguió andando y hoy asistimos a una revolución técnico científica, que acelera la concentración financiera en el mundo y que deja sin trabajo a millones y millones de seres humanos.-

Y esta impresionante crisis a la que asistimos no se soluciona con medidas como las utilizadas por los sectores más regresivos del mundo, como ha sido la guerra de Irak, o el despojo permanente de riquezas de los países del tercer mundo , en riesgo todos de tremendos desequilibrios sociales.-

Es frente a esta realidad que recordamos el río humano de noviembre de 1983, para pensar ya no en un río humano nacional sino en un río humano internacional, que reivindique los derechos de todos los ciudadanos del mundo.- Porque un mundo mejor es posible.-

Claro para esto tenemos nosotros nuestra cuota parte nacional; y es en ese espíritu del 83 en el que tenemos que basarnos para defender el derecho de nuestras gentes a una vida digna.-

Como en 1983, donde desde AEBU, (y en ese entonces desde el PIT), nuestros dirigentes estuvieron en primera línea, hoy tenemos el deber de aportar para que se comprenda en que mundo estamos viviendo y de que naturaleza son las soluciones con las que hoy enfrentar la crisis.-

Desde  AEBU y el PIT-CNT somos actores para la construcción de ese río humano que tubo tan señalada presencia en noviembre de 1983.-

 

6 de noviembre de 2003                                   Jorge Aniceto Molinari.-