ARGENTINA...,STIGLITZ..., y  después......

 

17 de febrero de 2003                        Jorge Aniceto Molinari.-

 

Ha transcurrido ya algún tiempo desde que fue publicado en "El País" de Madrid  un articulo de Joseph Stiglitz sobre la recuperación argentina, más precisamente el 20 de setiembre de 2002, y que nosotros comentáramos críticamente el mismo día.-

 

Nos proponemos por lo tanto repasar el tema, para ver que ha pasado en el tiempo transcurrido, más cuando la Argentina se prepara para una contienda electoral.-

 

Decíamos que llamaba la atención la falta de profundidad de los análisis de Stiglitz; mirar solo los efectos de la política monetaria -en este caso la convertibilidad - sin analizar cual es la política del Estado sobre la  materia   impositiva, significa además ignorar los cambios en la propiedad de los medios de producción que ella genera.-

 

La corrupción en la aplicación de esta política es por otra parte, la resultante lógica.-  Las multinacionales encontraron el ámbito propicio para acentuar su intervención con dos resultantes: el ingreso del avance tecnológico del primer mundo y el arrasar con todo un sector medio de la producción de la sociedad que sin la protección del Estado quedó a merced de ellas.-

 

Claro está que en un primer momento este sector de la sociedad, se sintió no  amenazado sino viviendo lo que se llamó :"Argentina en el primer mundo" , su poder adquisitivo estaba en el primer nivel.- Los más previsores sacaron sus fondos del país o se prepararon para emigrar.- Algunos se transformaron en asesores de las multinacionales y vendieron su influencia en dólares.-

 

Pero Stiglitz se equivoca: aquí el problema no es la inflación, la hiperinflación, o la deflación: aquí el problema es el trasiego de propiedad de los pobres a los ricos, y el desarrollo de un sistema de producción a gran escala que arrasa con los valores nacionales, y abre el camino para la gigantesca intervención de las multinacionales.-

 

En este camino ya argentinos previsores trabajaron en la alianza de sus empresas con las multinacionales.- Los guiaba el espíritu de supervivencia de su sector social, no el de la Argentina como nación.- Para ellos gobernó Menem.-

 

Rota la convertibilidad, envilecida la moneda argentina, defraudados miles de ahorristas, el nuevo giro estimuló que quienes pudieran restablecieran formas de producción que el proceso anterior venía aniquilando.

 

Pero este resurgimiento -que analiza alborozado Stiglitz - tiene características muy peculiares: es en su mayor parte informal -tampoco puede ser de otra manera en el sistema impositivo argentino - pero esta característica hace que el mismo sea  la base de un nuevo equilibrio económico en el que están jugando el  Fondo, Duhalde y Lavagna.-

 

Es más; están aprovechando la falta de política de los sectores progresistas argentinos para darle a esta situación el aval de una elección, y la continuidad de un proceso en el que ya miles, millones de argentinos están bajo la línea de pobreza y no tienen ninguna esperanza de encontrar un camino de recuperación.-

 

Stiglitz que parece ignorar esta realidad, nos habla alegremente del crédito.- Como si Argentina pudiera romper con el circulo vicioso en el que funciona el sistema financiero internacional, y sus dos herramientas preferidas: la moneda y el sistema impositivo.- Puede haber muchas formas de crédito, incluso en Argentina se manejó y se manejan los "créditos" generados en el trueque.-

Podríamos además poner muchos ejemplos de cómo subsiste hoy la gente.-

Como se organiza  en huertas, en cooperativas, en inventivas múltiples para subsistir.- No faltaran entonces los teóricos que nos digan que este es el camino, que dejemos el otro mundo, que una pelea con él es inconducente.-A este terreno parece conducirnos el análisis del economista Joseph Stiglitz.-

 

Por otra parte hay una "izquierda" que sueña con la posibilidad de recuperar la economía por la vía de las estatizaciones, su programa es el de Lenin "La catástrofe que se avecina y como combatirla" de 1917.- Por otra parte digamos en honor a la verdad histórica que Lenin no tiene la culpa de los actuales "leninistas", así como Cristo no es el responsable de los desaguisados de los actuales "cristianos".-

 

La última gran experiencia histórica en ese terreno fue la de Cuba, y hoy su presidente Fidel Castro pone el acento en la necesidad de un nuevo orden económico mundial y la necesidad de crear un fondo para el desarrollo universal sobre la base de un impuesto -estilo tasa Tobin- sobre las transacciones financieras a nivel mundial.- En el mismo sentido se pronunció el presidente Lula en Davos.-

 

Estos planteos además ignoran las causas económicas que determinaron la caída del mal llamado "socialismo real".- Pero es una materia pendiente en la izquierda que necesariamente habrá que reexaminar.- De todos modos corresponde en este terreno hacer una discusión a fondo del mismo; cosa que en la Argentina no se ha encarado en profundidad - en el mundo el tema empieza ahora a ser tomado con más seriedad - pero de tanto en tanto surgen los que en nombre de la experiencia histórica proponen este programa de desenganche, que nos conduce a la vía muerta del boicot electoral y a no tener propuestas alternativas.-

 

El otro camino nos habla de "honrar la deuda", nos habla de la reactivación económica y Stiglitz nos dice: "La comunidad internacional puede ayudar a Argentina abriendo sus puertas a las mercancías de ese país, tomándose la retórica del libre comercio en serio y reconociendo que el comercio puede ser un instrumento importante no sólo para el crecimiento a largo plazo, sino también para la recuperación económica. Las exportaciones contribuirán a reactivar la economía argentina, mientras que los consumidores de Europa y EE.UU se beneficiarán de unos productos de buena calidad a precios más bajos .Esta es una forma de hacer que la globalización funcione en beneficio de los necesitados"

 

A esta forma de razonamiento están afiliados los compañeros del ARI y particularmente el Ing. Resnik Brenner.- No dudamos de la honestidad de estos planteos pero creemos que son profundamente equivocados

 

Y para ello vamos a reiterar el planteo que hiciéramos con motivo del viaje a EE.UU de los dirigentes progresistas de Uruguay , Tabaré Vazquez y Nin Novoa, dirigentes que son por amplísimo margen la esperanza del pueblo uruguayo para las próximas elecciones, decíamos en esa oportunidad:

 

"Y porque decimos esto: lo decimos porque hoy más que nunca es necesario tener propuestas para un mundo en crisis.- Y una de las propuestas centrales es como nos paramos y que proponemos al sistema financiero internacional.-

 

Está en juego toda la estructura social, en todos sus aspectos, desde la ecología y la defensa de las diferencias culturales, religiosas, etc. etc..

 

No hay posibilidad real de planificar una salida nacional a la crisis, que tenga en cuenta a la gente, sin tener una propuesta para un cambio sustancial en las relaciones internacionales.- Las razones de dependencia son cada vez mayores y el flujo de capital desde la periferia al centro aumentan constantemente; modificando -para peor la vida de la gente- arrasando con las viejas relaciones de propiedad; hoy es un magnate un asesor de una multinacional que conserve poder en la estructura política del estado, y contribuya decisivamente a la injerencia de la empresa que lo contrata como asesor , no importando los costos sociales que la misma provoque en el país.-

 

Por eso es fundamental la ida de Vázquez y Nin; porque nosotros queremos jugar un papel de cambio en el mundo, junto a las propuestas de crear un fondo universal para el desarrollo como propuso Lula en Davos.- Hay que hacer ajustes internos - sin duda - los entes del estado están gordos de clientelismo político; se ha usado del estado, para la subsistencia de toda una estructura política, que abarca todos los sectores de la sociedad y la empobrecen; como pasa por ejemplo con la salud, donde se le dedica un porcentaje enorme del PBI, y sus frutos son limitados a un sector minoritario de la sociedad.-

 

Hay ajustes imprescindibles , hay una conducta ética y moral que retomar .- Pero de nada valdrían estos principios sin abordar el tema impositivo y monetario.-  El sistema impositivo y monetario del país está al servicio del sistema financiero internacional y a la concentración de capitales en el mismo.-

 

Para recobrar la confianza en el funcionamiento bancario, lo primero es una moneda fuerte, y para ello es necesario impedir que la misma sea un instrumento de subsidio a los sectores más privilegiados de la sociedad, como ha ocurrido cuando se defendía la paridad monetaria, y no se cobraba ningún impuesto a las importaciones, o cuando se devalúa, y no hay impuestos a las exportaciones.-  No es válido el argumento de los neoliberales y de los pichones de neoliberales , de que hay que facilitar la competencia bajando los costos empresariales.- Sin duda que hay que competir, pero para competir hay que planificar, y si no planifica la sociedad a través del estado, planifican las multinacionales en la más salvaje de las formas.-

 

El tema impositivo es sustancial, pero no solo para nosotros, lo es para el mundo; hay gente y no solo del gobierno que están hablando de un 4,5%  más de ajuste fiscal, es canallesco.- No se miden las consecuencias; es una sociedad que se va deteriorando gradualmente, y a la que se quieren imponer nuevos ajustes, se ignora el mundo que nos rodea, hay un desprecio miserable por la vida humana. Algunos de ellos hasta se dicen "cristianos", y tienen mierda en la cabeza.-  Hablan con desparpajo de tantos y cuantos funcionarios menos - y por supuestos de algunos asesores más para organizar estos despidos- , y si a ello le agregamos el concepto que algunos manejan de que la guerra nos viene bien por que podremos exportar el cuadro está completo.-

 

No tenemos la menor duda de que hay que aplicar normas internas muy severas y austeras - y al que meta la mano en la lata, debe perder la mano - o por lo menos tener impedido su uso para el futuro.-  Pero de nada serviría todo esto si no nos planteamos un claro cuestionamiento al orden económico mundial."-

 

Hasta aquí lo que decíamos del viaje de Vazquez y Nin al FMI.-

 

En estos términos tenemos planteados los problemas; y nos preocupa Argentina porque de alguna manera se encamina a un equilibrio contrario al interés de los pueblos de América, y sin duda es fundamental trabajar uniendo a los sectores progresistas de las sociedad sobre la base de principios  que hoy no aparecen con claridad liderados por ningún sector.- Es también un gran desafío para el ARI, que es quién mas profundamente ha trabajado en los temas de la deuda externa - en  nuestra modesta forma de ver - con gran responsabilidad y honestidad  pero sin ver una perspectiva clara de por donde caminar.-  

 

Que podemos hacer: hay que convocar a un gran debate, del que nadie puede sentirse excluido, en el que sin duda debe participar Stiglitz, pero cuyo objetivo es generar un fuerza progresista de cambio al estilo de Brasil, Venezuela, Ecuador, lo que se viene gestando en Uruguay, en Bolivia, etc. etc.

 

Significa esto entender también el fenómeno universal que significó el III Foro Social Mundial, y las inmensas manifestaciones multinacionales por la PAZ, por que :¡UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE!

 

Montevideo, 17 de febrero  de  2003.-