CAJA BANCARIA  en CAMACUÁ Y RECONQUISTA.-

 

Audiciones del 6, 13, 18 y 20 de enero por CX30 Radio Nacional

 

Por Jorge Aniceto Molinari (CDA y delegado de jubilados y pensionistas ante la CJPB)

 

Vínculos a los temas que se desarrollan en las mismas:

 

1)       Astori en el PIT CNT                                                               

2)       La opinión del senador Fernández Huidobro                         

3)       El privilegio de las bancarios            

4)       La realidad de la seguridad social y el BPS                            

5)       El empresariado nacional y las aportaciones impositivas       

6)       Las jubilaciones del BPS                                                        

7)       El Presidente de Ecuador y la auditoria de la deuda              

8)       La deuda externa y la deuda interna                                      

9)       La importancia de las números de Blasina                             

10)   La opinión de Leonardo Costa                                                 

11)   Que pasa con cada uno de nosotros en la realidad                 

12)   Nueva arquitectura del sistema financiero internacional       

13)   La deuda interna y las tercerizaciones                                     

 

Audición 6 de enero de 2007. –   

 

“Hemos trabajado muchísimo para que, en algún momento hubiera una definición y se dieran elementos de avance. Recorrimos los barrios de Montevideo, intendencias, las Cámaras de Senadores y de Diputados. Han sucedido múltiples entrevistas y el tema de la Caja Bancaria ha sido planteado con una profundidad muy grande. No de manera corporativa, sino tratando por todos los medios de que se entendiera que el problema de nuestra Caja, es parte de un problema general, global… que es la crisis de la seguridad social (SS) Esto no ha resultado sencillo plantearlo, porque hay un atraso muy grande en el sistema político, en el análisis de estos temas. Cuando digo sistema político, no me refiero solo a los partidos políticos, sino también a los organismos sociales y a la propia Central de Trabajadores que, hasta el día de hoy no ha hecho una discusión, en profundidad, de la crisis de la seguridad social…”

Basta recordar que en el acto del 1º de Mayo el discurso más “radical” fue el de Sixto Amaro, representante de la ONAJPU, que planteó la situación tremenda de la seguridad social en el país. Cuando el BPS exhibe los promedios son bajísimos. Esto no quiere decir que no tenga un número muy importante de jubilaciones que son de las más altas del Uruguay. Pero este tema de la SS no ha sido encarado en profundidad. Nosotros hemos tratado de plantear ideas y hacer razonamientos sobre el tema, en el sentido de que la SS debe estar vinculada a los temas centrales del país.

Al tema de la Educación, de la Salud Pública, de la Vivienda, del Salario, a la Reforma Impositiva que recién ahora se empieza a discutir, cuando ya está aprobada y rige a partir del primero de julio, pero las consecuencias y la profundidad de esa reforma, recién ahora empieza a “tomar carne” en el conjunto de la sociedad. Porque…¿Qué pasa? Tenemos muy claro que hay un cambio substancial, en la vida del país, con el nuevo gobierno. ¿Dónde el país tiene mayores dificultades para procesar esos cambios? En la parte económica. Esto no es una crítica hacia el Equipo Económico, (EE) que está haciendo lo que necesariamente se debe hacer para reordenar una economía.

 

El ministro Danilo Astori en el PIT CNT.

 

En definitiva, la exposición del ministro Danilo Astori, ante el PIT CNT, reflejó esto. Ahora…¿Qué es lo que pasa? Que el planteo del EE no resuelve la crisis. Aprovecha una coyuntura especial del mundo, donde el Uruguay está colocado, reordenó su economía (en la que había un gran desorden y están ejemplos del BHU, del BROU y del mismo Banco Central, con los folios desaparecidos) y en el caos que existía, un EE serio y responsable, que actúa siguiendo un plan, es evidente que las consecuencias resultan ser positivas. Pero eso no elude la base central de la crisis…¿Cuál es…? Es que la sociedad está desequilibrada y desorganizada, fracturada.

Cuando hemos dicho que se hizo un gran esfuerzo, por parte del MTSS y del PIT CNT en lo referente a sindicalizar trabajadores, activar los Consejos de Salario y por otro lado, las empresas –que en buena parte estaban exoneradas– empezaron a sentir la presión en el hecho de tener que aportar a la SS. Y el Estado asumió la peor carga en ese aporte. Y ahora se plantea un hecho, que parece mínimo, pero resulta tener una importancia enorme.

Es la legislación con respecto a las tercerizaciones. Eran la “válvula de escape” para hacer todo lo que –como empresa– no se podía hacer. Ahora, cuando las empresas son responsables de las tercerizaciones, se revierten los papeles. En este tema…¿Qué es lo que discutimos? ¿Mantener la situación de esclavitud y una forma de trabajo, habitualmente lamentable…? Y hablamos de las tercerizaciones “por abajo”… porque en la banca tenemos tercerizaciones “por arriba”  que comprende la alta tecnología, que no aportan a Caja Bancaria y que actúan con asesoramiento de bancos virtuales. Y esto hace que se deba rediscutir la situación, porque es cierto que las empresas tienen dificultades.

 

 

La opinión del senador Eleuterio Fernández Hidobro.

 

Voy a leer algo que, en cierta medida parece insólito. Además creo que el autor no tiene claro el camino hacia lo que propone. El senador Eleuterio Fernández Huidobro, en el matutino “La República” del 27 de diciembre manifestó que…”al equipo económico, sin ser economista ni mucho menos, le podríamos pedir en estas fiestas, que trate por todos los medios imaginables de eliminar, durante el año que viene, todos, absolutamente todos los aportes patronales a la seguridad social, porque es un nefasto impuesto al trabajo”

¿Y en lugar de eso…que? ¿Más IRPF, más IVA, más desequilibrio de la sociedad? Esa fue la tesis defendida por el Ing. Mattos, en el cierre de la Rural del Prado,  que además es la posición de dos economistas, que actuaron como asesores con el EE –Alberto Barreix y Jerónimo Rocca– y que yo la puedo compartir. Pero no puedo estar de acuerdo, separada de un contexto en el cual hay que hacer cambios que son necesarios para la seguridad social, para el país, para la organización impositiva. Pero son cambios de la estructura económica. Y además, esto el Uruguay no lo puede hacer solo, sino en conjunto con otros países, en un desarrollo profundo en el desarrollo económico y en la actividad económica.

Y en eso estamos muy atrasados.  Porque por otro lado, cuando los directores sociales del BPS tratan de lograr alguna mejora, de inmediato surge la respuesta..”Para eso hay que aumentar el IVA, no hay recursos”  Y hoy cuando se dice que aumentó la recaudación del BPS (y en eso hay una muy buena gestión del actual directorio, que aplaudimos) la reforma impositiva, de alguna manera lleva a la baja de los aportes patronales, en especial del Estado. Todo eso lleva a la necesidad de buscar salida. ¿Y cuales son…? Podemos estar de acuerdo con el senador Fernández Huidobro, pero debe gravarse el movimiento del dinero, que es la base del capital. Debe organizarse la sociedad de manera tal que nadie quede fuera de los registros. Porque los que están fuera de los registros son aquellos que trabajan para las grandes empresas, pero esas empresas grandes tienen sus registros al día, porque en este país nadie sabe mejor que consumen los uruguayos que los centros de distribución, los grandes centros financieros que actúan sobre el país. Todos esos grandes desequilibrios conspiran contra la seguridad social.

 

El privilegio de los bancarios.

 

¿Los bancarios somos o no somos privilegiados? Los bancarios somos privilegiados. Hemos logrado contar con un sindicato que es orgullo del país. Hemos intervenido en todos los temas fundamentales en la vida del país. Tenemos un nivel de ingresos importante. Ahora…¿Cuál es el problema? Que eso no resiste más, si el conjunto de la sociedad no busca salidas de conjunto. Compañeros de distintos sectores, que se jubilan en condiciones muy precarias. Ellos nos tiene  que ver a nosotros como estando en una ubicación superior. Y digo que si no encontramos salidas para todos, yo a la ubicación superior no la puedo sostener. Y aquí volvemos a lo que no hay salida para Caja Bancaria, separados de una discusión profunda de todo el sistema de la seguridad Social.

 

Esto no quiere decir que el Gobierno diga en algún momento…”Esto es una salida transitoria”  Pero esa salida transitoria no va a resolver el tema de la reorganización empresarial y de la reorganización financiera que lidera en el mundo y la necesidad de profundos cambios en la organización social. Y en esto coincidimos con el Dr. Jorge Bruni subsecretario del MTSS que nos dijo hace poco, en una entrevista en Caja Bancaria que…”esto no es un problema técnico… esto es un problema político.

 

 

 

Audición 13 de enero de 2007. –

 

En este momento todo el panorama que se nos presenta y lo que uno piensa como salida, con relación al tema e la Caja Bancaria, nos llevan a situaciones complejas y muy difíciles de resolver. La relación de la crisis de la seguridad social(SS) con la salida para la Caja Bancaria(CB) nos lleva, a esta altura del partido y con la situación que hay en el país, a que es muy probable nosotros tengamos que aceptar una salida transitoria. Y digamos tengamos que aceptar, porque lo que no vamos a aceptar sería no discutir a fondo el tema global de la seguridad social.

Estamos hablando del proyecto del 2007, porque el Ejecutivo tiene que presentar un proyecto. El problema es que nosotros vemos que la realidad económica y social del país impide una salida por un tiempo largo. ¿Por qué digo “impide”? Por lo siguiente: hay necesariamente que pensar…¿Cómo está organizada la sociedad? Del punto de vista de la  SS y del sistema impositivo, analicémoslo: los bancos quedaron en un control estricto de la CB. De acuerdo al número de funcionarios, de acuerdo a su planilla y aportan a la SS de acuerdo a los impuestos que el país determina.

¿Qué pasa con las demás cajas? La Caja de Profesionales y la Notarial tienen un determinado sistema de control, tal vez no tan ajustado como el de la CB, pero hay una realidad. Pero además porque hay algunos impuestos –los timbres profesionales y otras cuestiones que hemos comentado aquí– que en cierta medida regularizan esa situación. Por otro lado, los Seguros de Retiro policiales y militares, los números también cantan. Pero el número grueso de jubilados, pensionistas y aportantes de trabajadores, es el BPS.

 

La realidad de la seguridad social y el BPS.

 

¿Cuál es la realidad del BPS? ¿Cuál la realidad de aportación? Los organismos del Estado aportan con regularidad, más allá que la actual Administración se encontró con algunos bolsones de tercerizaciones, que no hacían los aportes correctos, que hoy se trata de regularizar. Pero la gran masa de aportación a la SS es el Estado,  a través de los impuestos que recauda, ya sea por aportaciones personales a través de los entes del Estado, ya sea por el IVA, pero es la gran aportación.

¿Qué pasa con la actividad privada? Y aquí también hay que tener en cuenta los cambios que en el país se produjeron. La crisis del 2002 no fue solo una crisis bancaria. Fue una crisis del sistema. Porque al quebrar cuatro bancos, con las consecuencias en los bancos del Estado –ejemplo el BHU– el sistema empresarial medio de la sociedad, no el gran sistema, entro en una situación hacia la ruptura de la cadena de pagos. Esa crisis se expresó en tercerizaciones, en informalismo, en desarrollo global del informalismo.

 

El empresariado nacional y las aportaciones impositivas

 

Entonces, cuando hoy analizamos  cuales son los aportes de la Seguridad Social eso no coincide con la realidad económica. Porque normalmente el empresario trata de evadirla. Pagar menos. No solo a la DGI (hemos visto lo que ocurre al querer cobrar en forma el IVA, algo correcto en lo legal y en lo referente al BPS) pero además porque esto lleva a otro elemento: si hubiera un control exhaustivo no habría empresa que aguantara. O sea, quedarán las empresas vinculadas a las grandes transnacionales.

Es decir, hoy en el país, un empresario nacional, está atado a una situación de aportación que es insostenible. Entonces…¿Nosotros que decimos? Decimos la seguridad social, el tema impositivo, tema de la organización de la sociedad y todo eso en un mismo paquete. Y el Estado y el Ministerio de Economía se hallan frente a una situación a la que tienen que poner coto. Tienen que empezar a ver maneras formales de regularización. ¿Qué se ha hecho hasta el día de hoy? Se ha tratado de “emprolijar” la situación y aprovechar una coyuntura favorable desde el punto de vista internacional para la colocación de productos. Lo que también tiene su vinculación con problemas internos del país.

Quienes más aprovechan las coyunturas favorables, son aquellas organizaciones que tienen vinculaciones internacionales. Por ejemplo el caso de PLUNA en cuya presidencia está un compañero nuestro. ¿Puede vivir como ente solo, financiado por el Estado? Imposible. El Uruguay no tiene tamaño económico para vivir y tener una empresa, de ese porte, que funcione cien por ciento estatal. Se tiene que asociar. Y ahí aparecen los problemas. ¿Cómo, cuando, de que manera se asocia? Y esas mismas dificultades están en la industria textil, en la lana, en el cuero, la leche, el arroz, el vino. Absolutamente en toda la industria del país.

 

Las jubilaciones en el BPS.

 

Y a partir de ahí, el tema de la SS. Si hoy tomamos la plantilla de jubilaciones que presta el BPS nos vamos a encontrar con el mismo panorama que halló el Gobierno  con los entes del Estado cuando ingresó la nueva administración. Que había miles de formas distintas de contratación. Haya situaciones jubilatorias disímiles. Gente que trabajó toda la vida, que aportó toda la vida y que tiene una pasividad de hambre. ¿Eso como se corrige cuando también hay en el BPS jubilaciones altas de ex–gobernantes, de ex–ministros, legisladores, directores de entes del Estado?

¿Cuál es la justicia con respecto a eso? El problema de la justicia radica de donde salen los recursos. Y hoy cualquier ajuste que tienda a reparar las situaciones de los jubilados, significa un costo muy grande de parte del Estado.

Ahora, pensar en esto y ver el tema de CB nos lleva a decir…bueno, podemos aceptar una salida transitoria para la CB y de eso, lo que debemos cuidar es que sea justa. Es decir, que no paguen los jubilados bancarios lo que no pagan los otros jubilados. Cuando se nos dice…”tiene que haber un aporte de los jubilados superior al aporte que se hace por IRPF..” nosotros decimos…”De acuerdo…pero todos…no solamente los de la CB…” Porque la situación engloba a todos. Y además, porque el tema de la CB es un tema complicado, de 190 millones de dólares por año de salida y una entrada de 120 a 140 según cual sea el aporte patronal.

Ese “buraco”, los jubilados y trabajadores bancarios, si nosotros vemos los impuesto que pagamos, lo podemos llenar. Nosotros no somos solos la sociedad. La sociedad requiere otras cosas, otros sacrificios, pero esos sacrificios requieren estar equilibrados. Esos sacrificios equilibrados suponen entre otras cosas, que es la dirección del Estado, que debe discutir también otros temas.

Es decir, el Uruguay no puede ajustar, solo, su sistema impositivo o su sistema monetario. Algunos piensan que los problemas económicos se arreglan moviendo la moneda. En eso pensamos –somos keynesianos– que se debe ir a la moneda universal. Siempre el movimiento de la moneda significa, en última instancia, un golpe a la gente de a pie. El aspecto impositivo es un tema que no se puede discutir solo en los marcos nacionales. Hoy, el Mercosur y los bloques económicos en América Latina existe para las grandes empresas. En los estados no se discute esto, porque están sometidos a presiones empresariales. Vienen épocas de cambio y de discusiones a niveles globales. Y la SS estará  también en esas discusiones. Hay que organizar a la sociedad de otra forma y eso requiere tomar desafíos colectivos.

 

 

 

Audición 18 de enero de 2007. 

 

MIRANDO AL CONJUNTO DE LA SEGURIDAD SOCIAL
Rechazamos una doble aportación que se explique solamente por el déficit de Caja Bancaria
  

       Hay una calma chicha, pero nosotros tenemos una alerta  meteorológica centrada en la crisis de la seguridad social y, en particular, la de la Caja Bancaria. Es un mes que hemos utilizado para tratar de reflexionar más en profundidad sobre estos problemas tan complejos, y ayudar a encontrarles una vía de salida. Desde distintos medios hemos advertido que la situación de la caja no se puede tomar parcialmente. Los problemas de la seguridad social deben tomarse en el contexto de la economía del país y hay que discutir profundamente sus salidas políticas.

El Presidente de Ecuador Ec. Rafael Correa y la auditoria de la deuda   

  En estos días se han producido hechos de importancia política muy grande. Uno de ellos es la asunción del economista Rafael Correa en la Presidencia de Ecuador. Así como la asunción de Michelle Bachelet en Chile significó el ingreso de una mujer al poder y fue electa por voto popular masivo, en Ecuador se da la elección de un economista. Hasta ahora han sido abogados, contadores o médicos, pero ahora tenemos un economista y en una república tan importante como la de Ecuador. Y Rafael Correa ingresa con un discurso muy impactante, porque habla de remover absolutamente todos los conceptos y manejos anteriores. Voy a leer unas líneas que muestran que el planteo de Rafael Correa coincide con el del PIT-CNT sobre el tratamiento de la deuda externa. El PIT-CNT habla sobre la necesidad de analizar esa deuda, porque los países necesitan créditos para desarrollarse y hacer inversiones, pero fundamentalmente, necesitan un estudio muy profundo de la forma en que el dinero ha ingresado al país.  

    Así como la central de trabajadores el Primero de Mayo promueve la auditoría  de la deuda externa, nosotros tenemos la certeza de que mucha de esa deuda es espuria. Es deuda que no se utilizó en beneficio del país pero endeudó al país y a la gente, y nunca ha habido una investigación seria al respecto. Por eso  la central de trabajadores, que nuestro sindicato integra, ha planteado este tema muchas veces. Se está trabajando en este sentido, pero se avanza muy lentamente. Esta importancia que le está dando el presidente de Ecuador al tema también  será utilizada para impulsarlo.

     Dice el economista Rafael Correa: «Sin embargo, no habrá solución integral al problema de la deuda mientras no haya reformas a la arquitectura financiera internacional, por lo que es necesaria una acción concertada de los países deudores para redefinir el criterio y la sustentabilidad del servicio de la deuda. Es importante determinar la deuda externa ilegítima, así como promover la creación de un tribunal internacional de arbitraje de deuda soberana. Desde el punto de vista netamente financiero, la sustentabilidad del servicio de deuda significa todo lo que un país puede pagar sin comprometer flujos financieros futuros, independientemente de los niveles de bienestar de su población. Un criterio de sustentabilidad adecuadamente definido debe considerar     implicaciones de bienestar, como por ejemplo el servicio de la deuda que permita a los países endeudados alcanzar las metas del milenio. Por otro lado, existe deuda externa ilegítima, adquirida en situaciones dudosas, que no se utilizó para los fines para los cuales fue contratada y que ya fue pagada varias veces». Se trata de términos absolutamente claros, que expresan la gran necesidad que hay de trabajar en estos temas.

La deuda externa y la deuda interna

Estos días ha estado sobre la mesa el tema textil, del señor Soloducho y los préstamos del BROU. Tanto en la deuda internacional como en la deuda interna es tan responsable el que recibe el dinero como el que lo otorga. Y nunca se analiza el rol de los organismos internacionales, que otorgan los préstamos. En ese tema no hay secreto bancario, porque el dinero que el BROU utilizó para prestar a los empresarios es dinero del ahorro de la gente y el BROU debe rendir cuentas y hacer auditorías. Este es un peso brutal que recae sobre la sociedad. Todos los días estamos aportando cantidades impresionantes al pago de la deuda y a la seguridad social. Por ejemplo, un bancario que gana 25.000 pesos, aporta a Rentas Generales a través del IVA 5000 pesos por mes, de los cuales más de 2000 se destinan al BPS, al pago de la seguridad social. Y los bancarios tienen atrás una caja desfinanciada; están aportando cifras enormes al BPS. No digo que no deban aportar sino que tiene que haber equilibrio. El problema de fondo es el equilibrio de la economía y el bienestar de la gente.

La importancia de los números que aportó el cro. José Luis Blasina

     También quiero leer algo que dijo en el Parlamento un compañero muy valioso para el sindicato –José Luis Blasina, ex dirigente de Aebu– en el debate sobre la reforma impositiva. Es necesario que los datos de la seguridad social sean cristalinos, para que todos los conozcan, y en general no ocurre así.

Blasina dijo que entre la Caja Militar y la Policial hay 74.309 pasivos. Los que cobran hasta 9000 pesos, que no van a pagar nada, son 55.388 y los que cobran entre 9000 y 11.400, que pagan algo, son 7219. Con más de 11.400 pesos de ingreso hay 11.702.

     Entre las tres cajas paraestatales hay 30.322 pasivos, de los cuales 7152 no pagarán, 3091 pagarán menos de lo que pagan hoy por el IRPF y 20.079 pagarán más.

     En el BPS, con cifras al 31 de diciembre de 2005, hay 567.089 pasivos. (La cita aclara que en el caso de pasivos que cobran más de una pasividad, se los considera como una unidad, como un solo pasivo). De ahí la diferencia entre esta cifra, de 567.089, y otras que se manejan, de casi 700.000. Porque esas 700.000 son las pasividades y no los pasivos, que son 567.089, cifra que debe tomarse a los efectos de ver cómo les pesa este impuesto a la renta de las personas físicas. De esa cifra, 472.335 no van a pagar nada, y 35.753 pagarán menos que hoy, y solo pagarán más 59.001.

     En total, 671.720 pasivos son los que hay entre las cinco instituciones de seguridad social. De ellos, 534.875 no pagarán nada y 46.063 pasivos pagarán menos. En total, sería algo más del 86 % que no pagarían nada o pagarían menos de lo que pagan hoy. Van a pagar más 90.782 pasivos.

     Hay un número muy importante de pasivos que pagará más. El sector mayoritario de la Caja Bancaria está incorporado también. Cuando se analiza la  crisis de la Caja Bancaria hay que tomar el conjunto de las pasividades y buscar que no haya discriminación globalmente. Es decir, que el bancario no tenga doble aportación porque su caja es deficitaria, sino que se tome el conjunto de la seguridad social.

     Estos datos de Blasina son muy importantes, porque corroboran algo que hemos dicho permanentemente: que el impuesto más importante no es el IRPF sino el IVA, y es por este concepto que el bancario hace su aportación más grande a la seguridad social. Nosotros no cuestionamos la justicia del IRPF sino que analizamos que el sistema impositivo no es justo, porque basa más del 50 % de su recaudación en un impuesto injusto.

     Pero tampoco es fácil para una administración que tiene que manejar la cadena de pagos y la economía, sustituirlo de la noche a la mañana. Todo esto está ayudando a que los números económicos comiencen a hablarse con cierta realidad, porque es absolutamente claro que en este momento Uruguay está jugado directamente a la colocación de productos en el exterior que –como dice cualquier economista– tiene las vicisitudes de las bajas y las subas.

     Lo importante es la defensa de la seguridad social. Y la caja, que es un ejemplo de cristalinidad, tiene que trasmitir al resto de la sociedad que es posible mejorar la seguridad social. Para lograrlo se necesita una profunda discusión de los temas económicos, como hemos intentado hacer en este último período. 

 

Audición 20 de enero de 2007. –

 

En “La República” del 14 de enero, el Dr. Leonardo Costa, ex –subsecretario de la Presidencia del Dr. Batlle y actualmente asesor del Equipo Económico en materia impositiva, nos dice lo siguiente ante las preguntas del periodista:

….¿Cual es la mayor virtud de la reforma impositiva, ya aprobada por el Parlamento? “Es pragmática en lo que tiene que ver con la imposición  a bajar las rentas empresariales. Es pragmática en lo que tiene que ver con las rentas de capital, porque asume que el capital es movible y que si yo lo gravo mucho se va a ir. Esta es una de las ventajas que tiene. Cualquier reforma, uno no la puede mirar ajena a la administración, porque la administración tributaria (AT)  y la reforma van de conjunto. Recién la AT se  empezó a tributar del 2.000 a la fecha. Va a llevar muchos años a tener una AT muy profesionalizada, a pesar que ha mejorado muchísimo. La DGI de hoy no es la misma que la de hace dos años. Es mucho mejor. Querer un impuesto absolutamente  justo y con los puntos de equilibrio que queremos, es imposible en la actual situación.”

Le pregunta el periodista…¿Cuáles son los peores aspectos de esta reforma tributaria? –“Creo que se termina gravando  intereses bancarios, en algo que la tendencia mundial es a no gravar…” En la parte final el doctor Leonardo Costa dice…”Su reforma (se refiere a la reforma de España haciendo un ejemplo con la reforma uruguaya) tiende a la simplificación porque no hay cosa más inequitativa que un impuesto que no se puede recaudar. La simplificación está presente en la reforma actual, el actual gobierno uruguayo. La tendencia es a simplificar, simplificar y simplificar…”

 Parecería que las palabras: “porque no hay cosa más inequitativa que un impuesto que no se puede recaudar”., de alguna manera, si nosotros las profundizamos tienden a darnos la razón en todo lo que hemos dicho.-

Porque el principal impuesto de la Reforma impositivas, es el IVA. Y si hay una cosa injusta, es que el IVA, (todo el mundo admite hasta los propios funcionarios del gobierno y los legisladores) en más de un 40 % se evade. Entonces, es cierto lo que dice el doctor Costa. La simplificación esta presente en la reforma el actual gobierno uruguayo. Pero no hay cosa más inequitativa que un impuesto que no se pueda recaudar.  Y el IVA es inequitativo y lo vemos todos los días. La seguridad social (SS) esta directamente vinculada a esto.

Que pasa con cada uno de nosotros en la realidad

Tomemos el ejemplo de un bancario que gana 25 mil pesos. Ese bancario, de eso que gana, casi con seguridad –es un hecho que la canasta está cerca de los 30 mil– va a gastar prácticamente todo y va a tener un aporte del IVA, cercano a los 5 mil pesos y de esa suma, entre 2 mil y 2,500 es BPS. Es decir que el trabajador bancario y el jubilado bancario, están aportando a la SS del BPS, frente a una situación de la Caja Bancaria(CB) de déficit, igual o peor que el propio BPS. Entonces, eso es inequitativo por lo que dice el doctor Costa. La recaudación es irregular. El trabajador bancario, el jubilado, el activo… va y paga. Pero que se vuelque a Rentas Generales, que se haga la recaudación en forma correcta, es admitido –en este momento– por el propio Gobierno, por los legisladores, que más del 40 % no se recauda correctamente.

¿A quien se está recargando? Al que paga regularmente y esto no es justo. El otro argumento que hace el doctor Costa –esta tomado y lo vemos en los documentos del Ministerio de Economía– es que al capital no se le puede gravar. Y cuando se dice que al capital no se le puede gravar, va directamente vinculado a un tema ético. El tema de la corrupción. El tema de la deuda. Porque cuando se puede gravar al capital, el capital obliga a los países a contraer deuda –como se le ha obligado al Uruguay– por cifras voluminosas, que son un peso tremendo en el sistema económico uruguayo se crea un gran problema. Porque si no se va a fondo en el análisis, es evidente que el capital no va a tener –en el mundo–control que permitan que los beneficios de la sociedad, del trabajo de la sociedad, en lugar de acumularse para un sector privilegiado de la sociedad, se pueda derramar en beneficio de esa misma sociedad.

 

Por una nueva arquitectura del sistema financiero internacional

Y en ese sentido, las cosas no están quietas. Se están moviendo. Y en estos días hemos tenido el enorme privilegio de escuchar el discurso del presidente que asumió en Ecuador, el economista Rafael Correa. Plantea un punto programático que es levantado en el Uruguay por la Central de trabajadores y por una serie de organismos. Se ha creado un Comité de Auditoria de la deuda externa, que va permitir –de alguna manera– saber con exactitud en que se utilizaron los dineros que hoy están incidiendo en la situación de la sociedad uruguaya. Y el economista Correa dice que…”sin embargo no habrá solución integral a la situación de la deuda mientras no haya reformas a la arquitectura financiera internacional, por lo que es necesario una acción concertada de los países deudores, para redefinir el criterio de sustentabilidad del servicio de la deuda, determinar la deuda externa ilegítima, así como promover la creación un Tribunal internacional de arbitraje de la deuda soberana.”

“Desde un punto de vista netamente financiero, la sustentabilidad del servicio de la deuda, significa todo lo que un país puede pagar, sin comprometer flujos financieros futuros, independiente de los niveles de bienestar a los que someta a su población. Un criterio de sustentabilidad, adecuadamente definido, debe considerar implicaciones de bienestar, por ejemplo el servicio de deuda, que permita a los países endeudados alcanzar las metas del Milenio. Por otro lado, existe deuda externa ilegítima, adquirida en situaciones dudosas, que no se utilizó para los fines para la que fue contratada y que ya ha sido pagada varias veces..”

Luego se extiende el economista Correo, en quienes son los que hacen arbitraje en el mundo. Son los países acreedores. Es decir,  no hay un arbitraje equitativo para que los países que contraigan deuda puedan establecer sus criterios para esa deuda contraída. Porque además todos sabemos, que acá se contrajo cifras multimillonarias de deuda, que no fueron utilizadas en beneficio de la población. Como también, en el caso de la deuda interna, como hemos señalado muchas veces, que en el caso de los bancos del Estado, se dieron créditos que no se controlaron y que se utilizaron para fines que no fueron los correctos y sin garantías.

 

La deuda interna y las tercerizaciones

En estos momentos está arriba de la mesa el caso de Dancotex y  su principal accionista o principal empresario, que es el contador Daniel Soloducho y la obligación del BROU de saber, de monitorear el uso de los créditos. ¿Que tiene que ver esto con la SS? Ah!... tiene muchísimo que ver. Porque junto con el tema de cómo las empresas contabilizan y como se pagan los impuestos, está el otro tema, el de la evasión en. la SS. Y el tema de las tercerizaciones, que están también de nuevo en el tapete, por esta ley que el Poder Ejecutivo ha impulsado y que tiene mucha importancia, del punto de vista social y de la responsabilidad social del propio Estado y de los propios patrones con respecto a los trabajadores.

En esta situación, el tema e la SS esta imbricado, ligado. Para que exista una verdadera seguridad social, tiene que haber cristalinidad en la organización empresarial, en los aportes, en su forma de control de la sociedad, que son absolutamente imprescindible desarrollar. Nosotros ¿Qué aportamos a esto? Como gremio aportamos el proyecto del 2001. Hay dos criterios de ese proyecto que hoy siguen siendo imprescindibles. Uno de ellos es que las empresas deben aportar por el movimiento del dinero, el famoso tema del Impuesto a las Transacciones Financieras. Y el otro aspecto, es que no debe de haber nada que esté por fuera de la organización empresarial. En el caso de la Caja Bancaria reclamamos que todos los que hacen actividad financiera, deben aportar a la Caja. En este momento, de repente esa no es la salida, pero lo que si es la salida es que no puede haber ninguna empresa que esté en la actividad financiera que eluda su aportación, no aportando a la Caja Bancaria y a la vez eludiendo la aportación correcta al régimen general de la seguridad social. Tienen que haber criterios comunes y en eso los bancarios estamos en el medio, defendiendo nuestra Caja, defendiendo las aportaciones de los trabajadores y los pasivos y defendiendo las prestaciones que la Caja hace.

Es un tema complejo y difícil. Salido de este receso los temas van a estar arriba de la mesa. Somos conscientes de que vamos a encontrar receptividad. Y vamos a encontrar resistencias, estamos dispuestos a debatirlo. Y debatirlo ante la opinión pública. No tenemos nada que esconder. Aebu no tiene nada que esconder. Es claro y cristalino con respecto a estos problemas, que son problemas graves del conjunto de la sociedad. 

 

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%